Tres retos principales en materia de precios de transferencia para 2021

Aspectos a considerar en la elaboración del estudio de precios de transferencia de partes relacionadas

La desaparición de fronteras en términos comerciales es una realidad por la globalización, en pleno año 2021 se han popularizado las operaciones internacionales entre diversas compañías; no obstante cuando se trata de empresas que comparten otros aspectos (capital, control o administración), la relación suele complicarse, ya que pueden ser consideradas como partes relacionadas.

En este supuesto, el año 2020 estuvo plagado de irregularidades debido a la pandemia que causó estragos económicos en distintas naciones. Por ello, IDC Asesor Fiscal Jurídico y Laboral, se dio a la tarea de contactar al Maestro y contador público Alejandro Cervantes Laing, Socio Líder de Precios de Transferencia de KPMG en México.

El 2020 fue un año que derivó en nuevos ajustes sobre la marcha y, en específico, en los grupos multinacionales se revisó y analizó el impacto en las operaciones intercompañía y en la forma en que se realizaban.

Esto llevó a los grupos multinacionales a modificar sus políticas en materia de precios de transferencia, adaptando las mismas al entorno económico actual, y a tomar decisiones desde perspectivas distintas.

Sin embargo, recién terminó el ejercicio 2020 y los desafíos para las empresas en México continúan; uno de ellos es el relacionado a situaciones particulares en materia de precios de transferencia.

Entre los tres retos más importantes podemos mencionar los siguientes:

  • cómo elaborar el análisis y documentación comprobatoria para el ejercicio 2020. Hay que tomar en cuenta que hay limitaciones en el acceso a la información de industrias y empresas consideradas como comparables. Además, no existe un antecedente similar que pudiese ser utilizado como guía para los análisis de precios de transferencia para 2020.

La principal y más importante recomendación es guiarse por la razonabilidad y la lógica. Es un hecho que en 2020 existieron circunstancias económicas que afectaron los resultados financieros en los grupos multinacionales, incluso, llevando a generarse pérdidas operativas.

Otra recomendación significativa actualmente es el elaborar un análisis exhaustivo de riesgos asumidos e incurridos por las empresas relacionadas involucradas en la operación intercompañía en revisión.

Finalmente, los análisis de precios de transferencia de 2020 deberán realizarse con mucho más cuidado y énfasis en la situación particular de la industria, el país al que se está refiriendo e, incluso, la ciudad en donde se encuentra la empresa en México. Lo anterior, deberá reflejarse en la metodología de precios de transferencia si se seleccionó y aplicó todo lo anteriormente mencionado

  • cuál es la postura del SAT ante la situación del 2020. Otro de los puntos a considerar es la posición del SAT en relación con la situación particular del ejercicio 2020, con la finalidad de evitar un perfil de alto riesgo para una empresa en México ante un eventual cuestionamiento por parte de la autoridad.

Es fundamental tener toda la evidencia que demuestre que las decisiones que se tomaron en 2020, y que llevaron a los resultados en las organizaciones, son consistentes y adecuadas a lo que los negocios independientes hubiesen realizado en la misma situación.

Aunque no existen posturas concretas ni establecidas por el SAT en ningún documento que pueda servir como guía, hay que ser cuidadosos con las acciones que se tomen dentro de una empresa en relación con las operaciones intercompañía

  • qué sigue para el ejercicio 2021. Por último, es importante revisar que las políticas establecidas y las modificaciones que se definieron a raíz del ejercicio 2020 sigan siendo vigentes y tengan consistencia para el ejercicio 2021. Esto significará que las compañías son realistas con la situación particular de cada una de sus industrias y grupos multinacionales a los que pertenecen y, sobre todo, es relevante analizar aquellas circunstancias que ya dejaron de existir y que en 2021 se volvieron recurrentes

En conclusión, deben llevarse a cabo todas aquellas acciones que permitan que los análisis de precios de transferencia de cada organización sean realizados con detenimiento y tomando en cuenta todos los elementos que impactaron significativamente durante todo 2020.

¡Comparte este artículo!

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on whatsapp
Share on telegram